anterior

Número de Empleados(*)

Convencido del potencial de crecimiento del sector de petróleo y gas en Brasil a lo largo de los próximos años, en 2011 el Grupo Camargo Corrêa concentró los negocios del sector en la División Naval, que pasó a reportarse directamente al holding Camargo Corrêa S.A.

La actual dotación de gestores de la división tiene la responsabilidad de administrar las participaciones del Grupo Camargo Corrêa en Estaleiro Atlântico Sul (EAS), en Ipojuca, Estado de Pernambuco; en Quip, en Rio Grande, Estado de Rio Grande do Sul; y en CCI Construções Offshore, en Ipojuca, Estado de Pernambuco, al margen de buscar nuevas oportunidades de negocio en el sector.

La cartera de encargos reunidos alrededor de dichos emprendimientos, que suman US$10,2 mil millones, se compone de 22 buques petroleros para Transpetro, siete buques sonda de perforación en aguas ultraprofundas para Sete Brasil y tres plataformas de producción de petróleo para Petrobras.

En 2011, a raíz de la salida de PJMR del capital de Estaleiro Atlântico Sul, las participaciones del Grupo Camargo Corrêa y de Queiroz Galvão Participações e Concessões en la empresa se elevaron al 47%. Como consecuencia de ello, en marzo de 2012 los socios nacionales de EAS, en consonancia con el programa brasileño de recuperación de la industria naval, decidieron ejercer la opción de preferencia para adquirir el 6% de las acciones en poder de Samsung Heavy Industries, con lo que ahora cada una tiene el 50% del emprendimiento.

Quip sigue presentando buenos resultados, consolidando su experticia como empresa de EPC (Engineering, Procurement and Construction) especializada en la construcción de plataformas offshore.

A pesar de los resultados favorables de Quip, debido a las dificultades enfrentadas por Estaleiro Atlântico Sul, la División Naval obtuvo en 2011 ingresos netos de R$609 millones, una reducción del 12,2% respecto a 2010. El EBITDA y el resultado neto permanecieron negativos en R$449 millones y R$628 millones, respectivamente.